Traqueotomía: tipos

Facebook1Twitter0Google+0

El tipo de procedimiento al que se someten dependerá del por qué el paciente necesita una traqueotomía y si el procedimiento ha sido planeado. Fundamentalmente, hay dos opciones:

  • Traqueotomía quirúrgica: Puede realizarse en un quirófano o en una sala de hospital. Durante una traqueotomía quirúrgica, el cirujano hace una incisión horizontal a través de la piel en la parte inferior de la parte frontal del cuello. El cirujano retira cuidadosamente los músculos que la rodean y realiza cortes a través de una pequeña porción de la glándula de tiroides, exponiendo la tráquea. En un punto específico de la tráquea, cerca de la base del cuello, el cirujano crea un agujero e inserta un tubo de traqueotomía en el agujero. Una correa de la placa frontal y el tubo fijado al cuello evitan que se deslice fuera del agujero, y se realizan suturas temporales que también se pueden utilizar para asegurar la placa frontal a la piel del cuello.
  • Traqueotomía mínimamente invasiva: Se realiza típicamente en una sala de hospital. El médico hace una pequeña incisión cerca de la base de la parte frontal del cuello. Una lente especial se inserta a través de la boca de manera que el cirujano pueda ver el interior de la garganta. Con esta vista de la garganta, el cirujano guía una aguja en la tráquea para crear el orificio de la traqueotomía. El agujero se expande para acomodar el tubo de la traqueotomía. Una correa de la placa frontal y el tubo fijado al cuello evitan que se caiga fuera de la tráquea.
Facebook1Twitter0Google+0

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí