Traqueotomía: preparación

Facebook0Twitter0Google+0

Traqueotomía de emergencia

En una traqueotomía de emergencia, no hay tiempo para explicar el procedimiento al paciente. El paciente se tumba apoyado en la espalda con la cara hacia arriba (supino), con una toalla enrollada entre los hombros. Este posicionamiento del paciente hace que sea más fácil para el médico ver y sentir las estructuras de la garganta. Un anestésico local se inyecta a través de la membrana cricotiroidea.

Traqueotomía quirúrgica

En una traqueotomía que no es de emergencia, no hay tiempo para que el médico discuta la cirugía con el paciente, para explicar lo que va a pasar y por qué es necesaria. Entonces el paciente se pone boca abajo con anestesia general. La zona del cuello y el pecho se desinfectan y se ponen paños quirúrgicos sobre la zona, así se crea un campo quirúrgico estéril.

Facebook0Twitter0Google+0

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí