Traqueotomía: descripción

Facebook0Twitter0Google+0

Traqueotomía de emergencia

Existen dos procedimientos diferentes que se llaman traqueotomías. El primero se realiza sólo en situaciones de emergencia y se puede realizar muy rápidamente. El médico de la sala de emergencia o el cirujano hace una incisión en la parte delgada de la caja de voz (laringe) llamada membrana cricotiroidea. Se inserta un tubo y se conecta a una bolsa de oxígeno. Este procedimiento de emergencia a veces se llama una cricotiroidotomía.

Traqueotomía quirúrgica

El segundo tipo de traqueotomía necesita más tiempo y generalmente se realiza en una sala de operaciones. El cirujano hace un corte (incisión) en la piel del cuello, que se encuentra sobre la tráquea. Esta incisión es en la parte inferior del cuello entre la manzana de Adán y la parte superior del esternón. Los músculos del cuello se separan y la glándula de la tiroides, que se superpone a la tráquea, se corta por la mitad. El cirujano identifica los anillos de cartílago que forman la tráquea y los cortes en las paredes duras. Un tubo de metal o plástico, llamado tubo de traqueotomía, se inserta a través de la abertura. Este tubo actúa como una tráquea y permite a la persona a respirar. El oxígeno o un ventilador mecánico se pueden conectar al tubo para llevar oxígeno a los pulmones. Un apósito se coloca alrededor de la abertura. Se utiliza cinta o puntos (suturas) para sujetar el tubo.

Después de una traqueotomía que no sea de emergencia, el paciente suele permanecer en el hospital durante un periodo de tres a cinco días, a menos que exista alguna complicación. Toma alrededor de dos semanas recuperarse completamente de la cirugía.

Facebook0Twitter0Google+0

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí