Traqueotomía: cuidados posteriores

Facebook1Twitter2Google+0

Cuidados postoperatorios

A menudo se usa una radiografía del pecho, sobre todo en los niños, para comprobar si el tubo de la traqueotomía se ha desplazado o si se han producido complicaciones. El médico puede prescribir antibióticos para reducir el riesgo de sufrir infección. Si el paciente puede respirar sin un ventilador, y la habitación está humidificada, o si el tubo de la traqueotomía está bien colocado, el aire que entre en el tubo del ventilador estará humidificado. Durante la estancia en el hospital, el paciente y los miembros de la familia aprenderán a cuidar el tubo de la traqueotomía, incluyendo la aspiración y limpieza de la misma. Las secreciones se eliminan haciendo pasar un tubo más pequeño (catéter) por dentro del tubo de la traqueotomía.

La mayoría de los pacientes necesitan varios días para ajustar la respiración a través del tubo de la traqueotomía. Al principio, será difícil incluso hacer sonidos. Si el tubo permite que algo de aire escape y pase por encima de las cuerdas vocales, entonces el paciente puede ser capaz de hablar poniendo un dedo en el tubo. Hay tubos especiales de traqueostomía que facilitan el habla.

El tubo se retirará si la traqueotomía es temporal. A continuación, la herida se curará rápidamente y sólo quedará una pequeña cicatriz. Si la traqueotomía es permanente, el orificio permanece abierto y, si ya no se necesita, se cierra quirúrgicamente.

Atención en el hogar

Después de que el paciente sea dado de alta, necesitará ayuda en casa para manejar el tubo de la traqueotomía. Se pueden utilizar compresas calientes para aliviar el dolor en el sitio de la incisión. Al paciente se le aconseja mantener el área seca. Se recomienda que el paciente lleve una bufanda suelta sobre la abertura cuando salga. También deben evitar el contacto con las partículas de agua, alimentos y sustancias en polvo que podrían entrar en la abertura y causar serios problemas respiratorios. El médico puede recetar medicamentos para el dolor y antibióticos para minimizar el riesgo de sufrir infecciones. Si el tubo tiene que permanecer en su sitio, el paciente puede ser enviado a un terapeuta del habla para aprender a hablar con el tubo. El tubo de la traqueotomía puede ser sustituido desde cuatro a diez días después de la cirugía.

A los pacientes se les anima a realizar la mayoría de las actividades normales una vez que salgan del hospital. La actividad vigorosa está restringida durante unas seis semanas. Si la traqueotomía es permanente, la cirugía adicional puede ser necesaria para ensanchar la abertura, que se estrecha con el tiempo.

Facebook1Twitter2Google+0

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí